¿Por qué elegir cosmética natural?

Respecto a su composición, la diferencia entre la cosmética tradicional y la cosmética natural es que la tradicional lleva productos químicos y uno de cada ocho de los miles de componentes artificiales además es tóxico, llegando a provocar verdaderas molestias al consumidor, desde reacciones alérgicas, migrañas e incluso favoreciendo procesos cancerígenos.
La cosmética natural, orgánica y ecológica evita todos los componentes artificiales y tóxicos como los derivados del petróleo, no contiene conservantes como los parabenos y está libre de siliconas, parafinas y fragancias sintéticas que son agresivas para la piel.
La naturaleza es sabia y debemos aprovechar y utilizar las materias primas que provienen de muchas de las plantas que encontramos habitualmente en nuestro variado y equilibrado reino vegetal.